powered by
Sus asesores en family offices
¿Le ayudaría a lograr sus objetivos una reubicación en Hong Kong?
Aproveche los conocimientos y experiencia
  de un asesor patrimonial líder en su campo
Hong Kong ofrece un entorno empresarial vibrante
  a las familias internacionales
FOSS brinda asesoramiento independiente e imparcial

Reubicación en Hong Kong

El hecho de que Hong Kong haya sido una región autónoma de China desde 1997, no ha impedido de ninguna manera que las familias acomodadas sigan cambiando su residencia a esta antigua colonia británica. Hong Kong está situado en la frontera sur de China y es uno de los estados soberanos más densamente poblados del mundo. Hong Kong también es considerada como una de las jurisdicciones más competitivas del mundo y tiene una de las economías de mercado más liberales.

¿Tiene preguntas?

Contáctenos en:

+41 58 819 65 50
info@switzerland-family-office.com

Continúe leyendo o contáctenos ahora para más información.


Contenido:

  1. Historia de Hong Kong
  2. Gobierno y economía de Hong Kong
  3. Impuestos en Hong Kong
  4. Tratamiento fiscal especial para los extranjeros que se reubican en Hong Kong
  5. Beneficios de vivir en Hong Kong
  6. Visa y permiso de residencia
  7. Convertirse en residente en Hong Kong
  8. Ciudadanía en Hong Kong
  9. Salir de su país de residencia y convertirse en residente de Hong Kong
  10. Dar el paso


Historia de Hong Kong

Hong Kong se convirtió en una colonia británica después de la primera Guerra del Opio (1839-1842) disputada entre los británicos y la dinastía Qing china (el Imperio Qing). Los británicos ocuparon efectivamente la isla de Hong Kong en 1841 y la misma fue cedida oficialmente a perpetuidad a los británicos el 29 de agosto de 1842, en virtud del Tratado de Nanking. La colonia británica se amplió en 1860 con la cesión de la península de Kowloon y en 1898 se amplió aún más como resultado del contrato de arrendamiento de los Nuevos Territorios por 99 años.

A principios de 1980 se hizo evidente que la República Popular China no tenía la intención de extender el contrato de arrendamiento de los Nuevos Territorios cuando llegara a su fin en 1997; y que su intención era que la isla de Hong Kong y la península de Kowloon se convirtieran en territorio chino nuevamente.

Después de varios años de negociaciones, el Reino Unido y China firmaron la Declaración Conjunta Sino-Británica el 19 de diciembre de 1984, acordando entregar Hong Kong a China para el 1 de julio de 1997. Las dos jurisdicciones acordaron que Hong Kong se convertiría en una Región Administrativa Especial (RAE) por un período de 50 años, hasta el año 2047. Durante este período Hong Kong mantendría sus propios poderes legislativo, ejecutivo y judicial.


Gobierno y economía de Hong Kong

Hong Kong (oficialmente, la Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China) es un territorio autónomo dentro de China, pero no forma parte de la China continental. Además de Hong Kong, sólo existe otra RAE, que es Macao.

Siendo una RAE, Hong Kong se rige de manera autónoma. Tiene su propio marco legal, sistema monetario —el dólar de Hong Kong (HKD o HK$)—, política migratoria y fuerzas de seguridad pública. China es la responsable exclusiva de los asuntos exteriores de Hong Kong y de su defensa militar.

Hong Kong es una jurisdicción que sigue el sistema del derecho común. La Ley Fundamental de Hong Kong funciona como la constitución del país. El Jefe del Ejecutivo de Hong Kong es el jefe de Estado. El mismo es asesorado por el Consejo Ejecutivo de Hong Kong, que funciona como gabinete. El Consejo Legislativo de Hong Kong es el parlamento; sus miembros son elegidos por los residentes permanentes de Hong Kong.

Hong Kong tiene más de siete millones de habitantes y es una de las jurisdicciones más densamente pobladas del mundo. Las principales lenguas que se hablan en Hong Kong son el cantonés y el inglés. La mayoría de los residentes de Hong Kong son de origen chino.

Economía de Hong Kong

Contrariamente a la economía socialista de China, la economía de Hong Kong es una auténtica economía capitalista de mercado. La base de esta diferencia es el principio constitucional de "un país, dos sistemas", que fue formulada por Deng Xiaoping, el líder chino antes de la reunificación de China con Hong Kong.

Hong Kong es una de las economías más liberales y ocupa constantemente los primeros lugares en el Índice de Libertad Económica. También es uno de más prominentes centros financieros del mundo, tiene su propia bolsa de valores, y es el hogar de muchas oficinas corporativas en la región de Asia y el Pacífico.

Hong Kong es en gran medida una economía basada en los servicios. El comercio es uno de los servicios que proporciona Hong Kong. Debido a su ubicación, funciona como una de las puertas de entrada a China y actúa como uno de los canales de distribución de los productos fabricados en China. Tanto su puerto de aguas profundas como su aeropuerto internacional desempeñan un papel importante para ello.

Hong Kong tiene una calificación crediticia de AAA o AA, dependiendo de la agencia calificadora.


Impuestos en Hong Kong

  • Impuesto sobre la renta: Las familias que se reubican en este país encuentran que para determinar el monto de sus contribuciones las autoridades utilizan una base territorial. Esto significa que los residentes de Hong Kong tienen que pagar impuestos sobre la renta personal acumulada en Hong Kong o derivada del mismo país. Los ingresos procedentes de una fuente externa o que se acumulen fuera de la jurisdicción están exentos de impuestos, incluso cuando sean remitidos posteriormente.

    El impuesto sobre la renta para las personas físicas es progresivo. La tasa máxima aplicable es del 17% (a partir de 120,000 HKD). Además del sistema fiscal territorial, ya de por sí altamente beneficioso, existen exenciones completas para varios tipos de ingresos, incluyendo aquellos dividendos y ganancias de capital que no se consideran ingresos por el comercio.

  • Impuesto sobre el patrimonio: Las autoridades fiscales de Hong Kong no cobran ningún impuesto sobre el patrimonio a las personas que residen en ese país.

  • Impuestos sobre herencias y donaciones: Hong Kong no recauda impuestos sobre sucesiones o herencias, ni donaciones.

  • Impuesto del timbre e IVA: Hong Kong no cobra impuestos sobre el valor agregado. El impuesto del timbre es pagadero en algunas operaciones, incluyendo las transmisiones de bienes raíces.

  • Impuesto de salida: Hong Kong no recauda impuestos de salida, pero cuando se tiene la intención de dejar Hong Kong para reubicarse en otra jurisdicción, se debe notificarlo a las autoridades fiscales de Hong Kong antes de dejar el país.

Tratamiento fiscal especial para los extranjeros que se reubican en Hong Kong

Para los extranjeros que cambian su residencia a Hong Kong no existe ningún régimen fiscal especial en la actualidad. Al igual que los demás residentes, quienes emigran a Hong Kong pueden disfrutar de su muy beneficioso régimen fiscal territorial.


Beneficios de vivir en Hong Kong

Hong Kong es una verdadera metrópoli internacional, muy conocida por su impresionante línea del horizonte urbano. Aunque la ciudad está densamente poblada, está rodeada de la abundante naturaleza de sus variados parques naturales. Hong Kong también tiene algunas playas magníficas, y de hecho tiene más de 200 islas. Hong Kong cuenta con innumerables restaurantes y bares. La extraordinaria comida de todos los rincones de Asia, se puede disfrutar en cada barrio de la ciudad, de día y de noche.

El transporte público está muy bien organizado, principalmente gracias al MTR o sistema de tránsito rápido y numerosas líneas de autobuses; la mayoría de los habitantes de Hong Kong, por tanto, utilizan el transporte público para moverse por la ciudad. El ferry de Hong Kong y otras líneas de trasbordadores independientes también juegan un papel importante en la vida cotidiana de la población local.

Hong Kong tiene un clima subtropical, que es bastante húmedo. Sus veranos son calurosos y húmedos, con temperaturas medias que rebasan los 30 °C y lluvias tropicales regulares. Los inviernos son moderados. El otoño es considerado como la mejor estación del año.

La calidad del sistema de salud de Hong Kong es muy buena, lo que contribuye a ampliar la expectativa de vida de la población, que es actualmente la más alta de todo el mundo. Hay tanto hospitales públicos como privados, algunos de los cuales se encuentran entre los mejores del mundo. El sistema educativo de Hong Kong es considerado como uno de los mejores del planeta. La enseñanza se imparte en chino (cantonés) y la escritura es en chino e inglés. Hong Kong tiene nueve universidades.


Visa y permiso de residencia

Si está pensando en reubicarse en Hong Kong, le sugerimos que primero visite el país para familiarizarse con él. Los ciudadanos de la mayoría de los países no necesitan obtener una visa para viajar a Hong Kong. No obstante, se recomienda verificar si en su caso se necesita la visa y cuántos días puede pasar en Hong Kong sin contar con una. Los visitantes de Hong Kong deben poder mantenerse a sí mismos durante su estancia, sin trabajar, y tener los boletos necesarios para el regreso o continuación de su viaje.


Convertirse en residente en Hong Kong

Hong Kong estuvo ofreciendo a las familias adineradas varias maneras para reubicarse o fijar su residencia allí. Se les ofrecía la posibilidad de residencia aprovechando el Esquema de Participante en Inversiones de Capital y el programa de Inversión como Empresario (Business Investment Visa). El Esquema de Participante en Inversiones de Capital de Hong Kong fue suspendido a partir del 15 de enero de 2015. Esto dejó el programa de Inversión como Empresario como la mejor opción de las familias acaudaladas para reubicarse en Hong Kong.

La oportunidad de invertir como empresario en Hong Kong —lo que conduciría a la obtención de un permiso de residencia— está abierta a todos aquellos que cumplan con los criterios de selección, a excepción de los residentes chinos de la China continental y los ciudadanos de Afganistán, Camboya, Cuba, Laos, Corea del Norte, Nepal y Vietnam.

Las principales condiciones para convertirse en residente de Hong Kong son:

  1. Que no existan objeciones de seguridad contra la persona solicitante y que no tenga antecedentes penales
  2. Tener una buena formación académica, normalmente una licenciatura; sin embargo, tener buenos antecedentes podría ser suficiente (mostrar pruebas documentales).
  3. El solicitante debe hacer una contribución sustancial a la economía de Hong Kong mediante el establecimiento de un negocio o participación en una empresa de nueva creación.

Aunque el procedimiento de solicitud del permiso de residencia de negocios en Hong Kong es relativamente simple, se recomienda que los solicitantes consulten a un asesor local o banco privado que lo guíen en el proceso.

La tercera condición en detalle:

  1. Plan de negocios. Se debe presentar un plan de negocios completo que abarque un periodo de dos años. Esto debe incluir la previsión de pérdidas y ganancias, flujo de efectivo, etc. Se evaluará si el negocio contribuye al desarrollo económico de Hong Kong.

  2. Volumen de negocios. En caso de que el solicitante ya esté involucrado en el negocio correspondiente en su país de residencia o en otro lugar, se deben presentar los estados de pérdidas y ganancias y los estados financieros del año anterior (toda experiencia relevante será tenida en cuenta).

  3. Recursos financieros. La persona solicitante debe presentar los estados de cuenta de sus cuentas bancarias personales y de negocios para demostrar que tiene los fondos suficientes para operar el nuevo negocio.

  4. Importe de la inversión. Mostrar pruebas documentales que acrediten la cantidad efectiva de la inversión de capital.

  5. Cantidad de puestos de trabajo. Se debe especificar el capital humano con que contará la empresa: cuántos puestos de trabajo y sus funciones.

  6. Introducción de nuevas tecnologías o habilidades (si corresponde). Explicación de cómo estas nuevas tecnologías o habilidades pueden beneficiar el desarrollo a largo plazo de Hong Kong.

Procedimiento de solicitud

  1. La persona solicitante deberá llenar el formulario de solicitud ID 999ª.
  2. La entidad patrocinadora debe llenar el formulario de solicitud ID 999B. La entidad patrocinadora local puede ser una persona física o una empresa.
  3. Fotografía reciente.
  4. Fotocopia del documento de viaje vigente.
  5. Pruebas del título profesional y de la experiencia laboral.
  6. Pruebas de recursos económicos (personales y empresariales).
  7. Fotocopia del contrato o contratos de trabajo.
  8. Plan de negocios de dos años.
  9. Cualquiera otra prueba adicional con respecto a la empresa en formación o del negocio existente (en caso de que la empresa con sede en Hong Kong vaya a estar relacionada con negocios ya existentes fuera de Hong Kong).
  10. Fotocopia de los contratos de arrendamiento o documentos de soporte relacionados con el establecimiento de una oficina.
  11. Fotocopia del certificado de registro del negocio en Hong Kong.
  12. Fotocopia de los documentos depositados para registrar la empresa.
  13. Fotocopia de las licencias o certificados necesarios para operar el negocio.
  14. Pago de la cuota correspondiente.

    En todos los casos, los documentos tienen que estar debidamente cumplimentados y firmados. En el caso de los dependientes, se debe llenar la parte B del formulario de solicitud ID 999A y ser firmada por cada dependiente.

Al completar con éxito el procedimiento de solicitud será emitida una tarjeta de visado o entrada. Al llegar a Hong Kong esta tarjeta debe presentarse al oficial de inmigración. Después de haberse trasladado efectivamente a Hong Kong, en un principio se le permitirá permanecer por 24 meses con base en las condiciones de empleo. Se puede obtener una extensión del permiso de residencia, siempre y cuando siga cumpliendo con los criterios de elegibilidad. Una vez que haya residido en Hong Kong por siete años consecutivos, puede solicitar el derecho de residencia.


Ciudadanía en Hong Kong

No existe la posibilidad de obtener la ciudadanía de Hong Kong, ni hay ningún programa especial para la ciudadanía. Debido a que Hong Kong es una RAE de la República Popular China sólo se puede, de hecho, solicitar la ciudadanía china. Ya que China no permite a sus ciudadanos tener doble nacionalidad, uno tendría que renunciar a la propia.

Puesto que no existen beneficios específicos por tener la nacionalidad china, y que el procedimiento a seguir es oneroso, la mayoría de las personas que se reubican en Hong Kong se conforman con solicitar la residencia permanente en ese país (el derecho de residencia).


Salir de su país de residencia y convertirse en residente de Hong Kong

Una vez que haya establecido su negocio en Hong Kong, que el gobierno le haya concedido el permiso de residencia y que, de hecho, se haya reubicado en Hong Kong, será considerado como residente fiscal de ese país si vive normalmente en él o pasa allí por lo menos 180 días al año.

A pesar de que esta jurisdicción no es considerada internacionalmente como paraíso fiscal, las familias acomodadas que estén pensando mudarse a Hong Kong deben asegurarse de prestar suficiente atención a la manera de salir de su jurisdicción actual. Asegurarse de que uno está realmente dejando su país de residencia, es un elemento esencial de cualquier estrategia de reubicación. Esto es aún más importante en el caso de trasladarse a Hong Kong, debido a que este país tiene un régimen fiscal territorial.


Dar el paso

Si usted está considerando mudarse a Hong Kong, le recomendamos que un banco privado local, una family office multifamiliar o un abogado especializado le guíen a lo largo del proceso. Si desea recibir más información sobre los beneficios y las posibilidades de una reubicación en el extranjero, póngase en contacto con nosotros. Esperamos nos dé la oportunidad de ayudarle.

Autor: , LLM, TEP
Este texto es una traducción. En caso de que existiera alguna duda, por favor consulte el texto original en inglés.
© Derechos de autor

Aviso legal:
La información proporcionada en esta página, con respecto al sistema tributario y los criterios para obtener la residencia, es de carácter general y no debe considerarse como asesoramiento legal o fiscal ni como invitación para obtener clientes para servicios legales o fiscales. Aunque toda la información es actualizada con regularidad, algunos datos podrían haber cambiado.


Página siguiente: Reubicación en Mónaco →‏